W7 EcoTouch

El sistema W7 EcoTouch reduce el consumo de agua en un 50%.

Gracias a esta tecnología sostenible, la apertura del agua se hace en dos etapas. Al accionar la palanca, el usuario siente un ligero bloqueo, que evita que se utilice el flujo máximo de agua cuando no es necesario.

De esta forma, garantizamos una reducción del derroche de agua en un 50%, sin que afecte a la comodidad. El medio ambiente lo agradece y su cartera también.

W7 EcoFlow

En W7, el ahorro de agua es una preocupación constante.

Nuestros grifos pueden estar equipados con un sistema de control de caudal que mezcla agua con aire, transmitiendo una sensación de gran flujo, a pesar de usar una menor cantidad de agua.

Además, se puede personalizar el caudal del grifo de acuerdo con las exigencias del proyecto.

Esta es una solución sostenible y ventajosa a nivel económico.

W7 EcoSensor

Los grifos automáticos de W7 funcionan con una tecnología capacitiva.

Este sistema activa automáticamente el caudal del agua por aproximación y lo cierra tras un periodo de tiempo establecido. Al contrario que la tecnología por radiofrecuencia (infrarrojos), el sistema capacitivo garantiza una mayor fiabilidad.

Esta es una solución especialmente indicada para espacios públicos, pues garantiza una reducción inmediata del consumo de agua y energía.

W7 EnergySaver

Tan importante como reducir el consumo de agua es disminuir los gastos energéticos.

El W7 EnergySaver es un sistema que integra nuestros grifos, haciéndolos ecoeficientes.

Su tecnología innovadora evita la mezcla automática de agua caliente y fría, proporcionando el arranque siempre en frío.

De esta forma, hay una reducción de los gastos energéticos innecesarios en el uso diario (como lavarse las manos o utilizar agua en la cocina).

W7 LessLead

En W7 implementamos diariamente soluciones orientadas al bienestar de nuestros clientes y la conservación del medio ambiente.

Fuimos una de las primeras marcas de Portugal que se adhirieron al acuerdo europeo UBA List de 4MS, que define una meta máxima para el contenido de plomo (entre 0,02% y 1,4%) en productos que estén en contacto con el agua potable.

Somos, todavía hoy, una de las pocas marcas que cumplen estos requisitos y nos regimos por esta directriz en la fabricación de todos nuestros grifos, garantizando la seguridad higiénica y alimentaria para el consumidor.